La micropigmentación es el resultado de la evolución y perfeccionamiento de la dermopigmentación y el maquillaje. Esta técnica se ha extendido para mejorar:

- la apariencia estética de las cejas, simulando pelos para corregir la forma o hacerlas más espesas;

- los labios, para realzarlos y corregir su aspecto y volumen;

- la línea de los ojos, para dar más vida a la mirada ensalzando su tamaño y forma;

- y para simular pecas y lunares.

Además de solucionar problemas estéticos, la micropigmentación es conveniente para personas activas que buscan maquillajes que no se alteren con prácticas deportivas tales como la natación, o para ahorrar tiempo y evitar el trajín diario que implica el maquillaje.

Otra de las utilidades de este método es la micropigmentación reparadora. Esta aplicación ayuda a recuperar el aspecto de la areola con cicatrices posquirúrgicas o tras una reconstrucción mamaria. También se utiliza para corregir de la forma más natural posible malformaciones de labios, cejas y ojos, cubrir alopecias parciales de cuero cabelludo y, sólo en casos específicos y bajo control médico, se puede camuflar un vitíligo localizado.

RECOMENDACIONES PRETRATAMIENTO

Antes de la micropigmentación, la piel debe estar limpia, libre de maquillaje. Si en el momento de realizarse el tratamiento tiene herpes o alergia en activo, deberá posponerlo hasta que la afección haya desaparecido.

Si tiene un lunar, un punto rubí o similar en la zona a tratar, tal vez sería conveniente eliminarlo previamente con láser o cirugía. El especialista le dará las recomendaciones adecuadas.

En caso de antecedentes de herpes labiales, se deberá seguir un tratamiento antiviral, siempre debidamente prescrito por el especialista, durante los días previos a la micropigmentación.

ANESTESIA

Este tratamiento se realiza con anestesia tópica para atenuar las molestias. En personas más sensibles al dolor, también se puede utilizar anestesia local.

TRATAMIENTO

El proceso consiste en la implantación de pigmentos subdérmicamente (bajo la piel). Son pigmentos inertes, por tanto son totalmente compatibles con nuestro organismo y, una vez implantados, no se desplazan ni producen alergias, aunque es importante que se utilicen pigmentos de calidad.

El grosor de las diferentes capas de la piel (epidermis y dermis) es muy irregular y, aunque se introduzca el pigmento a la misma profundidad, en algunas ocasiones es necesario un retoque al cabo de un mes para fijarlo bien. El pigmento va desvaneciéndose gradualmente y dura una media de tres o cuatro años. Transcurrido este tiempo, es posible repasarlo para que conserve la misma intensidad inicial de color.

La duración del tratamiento es aproximadamente de dos horas. El proceso de pigmentación no se inicia hasta que la paciente haya escogido correctamente el color que desea y esté totalmente satisfecho con el trazado previamente realizado en lápiz.

HOSPITALIZACIÓN

La micropigmentación no necesita hospitalización. Es un tratamiento ambulatorio de dos horas de duración aproximadamente. Una vez finalizado, la paciente se encuentra en perfecto estado.

CUIDADOS POSTERIORES

Después del tratamiento puede presentarse alguna inflamación o rojez que durará algunas horas. Es importante tener en cuenta que se produce una pequeña lesión en la piel que deberá cuidar de forma correcta, aplicando una pomada antibiótica durante una semana.

La piel tarda en regenerarse completamente de 28 a 40 días. Durante este tiempo, no debe exponerse al sol la zona tratada ni tomar rayos UVA ya que, al haber desaparecido las primeras capas de la piel a causa de la herida, ésta podría sufrir lesiones importantes o hiperpigmentar de manera irregular el trabajo realizado.

En la semana posterior al tratamiento, no podrá maquillar la región tratada. Deberá aplicarse la pomada recomendada por el especialista para que la zona micropigmentada siempre esté hidratada teniendo la precaución de no rascar ni frotar bruscamente. En este tiempo la tonalidad del color será más oscuro debido a las pequeñas costras (exceso de pigmento que cae aproximadamente en cinco o seis días).

Durante los quince días siguientes al momento de la micropigmentación no hará sauna ni se bañará en playa o piscina. Tampoco podrá depilarse los labios ni realizar tratamientos muy agresivos. En el caso de los párpados, no podrá hacer rizado ni aplicar tinte en pestañas o cejas.

ejemplo de micropigmentación

RESULTADOS

La micropigmentación tiene como objetivo conseguir un resultado lo más natural posible. Tras el tratamiento, sin duda observará una notable mejoría a nivel estético ya que realza formas y tamaños de la zona tratada. En el caso de los ojos, se consigue una mirada más viva y luminosa.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Una vez hecha la micropigmentación, ¿se puede cambiar el color?

Es más fácil subir el color si ha quedado claro. En cambio si es oscuro, cuesta más aclararlo aunque se puede conseguir. Es mejor empezar por un tono más suave por si acaso.

Para aquellas personas que a la hora de maquillarse les gusta cambiar de colores según la época del año, es conveniente tener en cuenta que la micropigmentación no es tan sencilla, no se puede hacer cada seis meses y cambiar de tono. Por este motivo es conveniente usar colores naturales, y, en una ocasión especial como una boda, se podría maquillar encima por un día.

¿Se necesita repaso?

En el 75% de los casos, debido a la irregularidad de la piel, hace falta un pequeño retoque al cabo de un mes.

¿Cuándo debe realizarse el repaso en el caso de que fuera necesario?

El repaso nunca se realizará antes del mes del tratamiento, tiempo necesario para que la piel se haya regenerado. Si repasáramos antes del mes, podríamos lesionar la piel y dejar cicatrices irreversibles.

¿Existe algún peligro o contraindicación?

En principio es un tratamiento ambulatorio bastante sencillo, pero hay que tener en cuenta varios factores para que la micropigmentación se lleve a cabo de forma segura:

- La higiene del material y del lugar donde se trabaja.

- El color que se escoge, que debe de ser lo más natural posible.

- Que la paciente no tenga herpes ni alergias en activo el día del tratamiento.

- Dejar el tiempo conveniente entre sesión y sesión.

- Seguir los cuidados recomendados tras el tratamiento.

¿Los pigmentos pueden dar alguna alergia?

En principio no deberían. Los pigmentos son inertes y, por tanto, compatibles con nuestro organismo.

¿Es un tratamiento doloroso?

Puede ocasionar molestias leves. Se suelen utilizar dos tipos de anestesia para disminuirlas: tópica -en forma de aerosol o crema-, y anestesia local para las zonas más sensibles. Después de una anestesia local, no se debe ingerir nada caliente, ya que no se tiene la misma sensibilidad y podríamos provocarnos una quemadura.

¿Qué sucede cuando no vuelve a repasarse una micropigmentación?

Con los años iría desvaneciéndose de manera uniforme, de modo que se vería igual que al principio pero cada vez más tenue.

¿Se puede hacer vida normal después del tratamiento?

Si su trabajo u obligaciones le requieren una imagen impecable, debe tener en cuenta que durante unas horas la zona tratada puede estar un poco hinchada y enrojecida, y durante una semana el color puede verse más marcado por las pequeñas costritas debidas a la herida.

¿Quién realizara este tratamiento?

Los doctores de las Instituto Europeo Estético, son médicos colegiados y especializados en medicina estética sin cirugía miembros de la prestigiosa SEME Sociedad Española de Medicina Estética

CONSULTE NUESTRAS PROMOCIONES. FINANCIACION 12 MESES SIN INTERESES. FINANCIACION 48 MESES. CON SENCILLOS  REQUISITOS.


Siguenos en facebook Canal Youtube
Profesionales miembros de:    SECPRE     AEDN     SEME
Click aquí