doctor El Balón Intragástrico es un tratamiento contra la obesidad, sin cirugía. El proceso consiste en introducir un globo de silicona en el estómago por vía endoscópica, posteriormente, el globo se llena con suero fisiológico hasta alcanzar el volumen suficiente para que produzca un estado de saciedad permanente.

Está indicado para personas con obesidad leve o moderada que por sí solas no consiguen perder peso. También está indicado para personas con obesidad severa, por un lado, como paso previo a una cirugía de obesidad (para evitar los riesgos quirúrgicos asociados a un exceso de masa adiposa) y por otro, para aquellas personas en las que por sus condiciones particulares está contraindicada cualquier cirugía.

Ocupa 1/3 del estómago estimulando los centros nerviosos de la saciedad, enviando al cerebro la señal de que se encuentra lleno. Va acompañado de una dieta hipocalórica mediterrranea personalizada realizada por nuestros nutricionionistas, muy llevadera, por la sensación de saciedad que provoca el Balón Intragástrico. Además de ayudar a la pérdida de peso, la dieta enseña a adquirir buenos hábitos alimentarios que se mantendrán una vez acabado el tratamiento.

El Balón Intragástrico permanece alojado en el estómago durante 6 meses, (aunque también se puede retirar antes, si se han perdido los kilos deseados,) en los que el paciente realiza una vida absolutamente normal. La diferencia es que cuando se sienta a comer, no tendrá la sensación de apetito y con poca ingesta de alimentos se encontrará saciado. Aquí radica el éxito del Balón Intragástrico, ya que al estar saciado se reduce la ingesta de alimentos y, al reducir lo que se come, se pierden los kilos que sobran y perjudican a la salud del paciente.

adelgazar en 5 fases

 

Resultados

Con el Balón Intragástrico se pueden llegar a perder 10-30 kilos en 6 meses, miles de personas lo han utilizado en nuestro país, y lo más importante, mantenerlos en el tiempo puesto que el paciente se ha reeducado en buenos hábitos alimenticios. 
Posibles efectos secundarios
Durante los tres primeros días tras su colocación, puede provocar vómitos y náuseas. Nuestros especialistas te darán las pautas a seguir para evitar cualquier molestia y poder llevar una vida absolutamente normal mientras vas perdiendo el exceso de peso.

Inicio del programa

Durante los primeros meses de nuestro programa contarás con el apoyo del balón intragástrico sincronizado con un perfecto soporte médico, nutricional, fisico y psicológico. Te facilitamos al máximo que sigas todas nuestras indicaciones y si es así y acudes a nuestras visitas programadas la posibilidad de éxito es muy elevada. Tras los primeros días de adaptación se iniciará la transición de una dieta líquida a una dieta sólida hipocalórica mediterránea personalizada de acuerdo a tus necesidades y circunstancias.
Comprobarás que es más cómodo de lo que crees seguir una dieta sin ansiedad y controlando la sensación de hambre. A partir del tercer mes el plan de alimentación será prácticamente normal y descubrirás que la pérdida de peso se prolonga ya se habrán podido perder los hábitos alimenticios que te hacían engordar.
En el 6º mes de tratamiento y llegada a la retirada de balón intragástrico se planificará detalladamente y con seguridad la retirada.

Durante estos 6 meses se complementará el tratamiento con la implementación de un sencillo y cómodo conjunto de ejercicios con el cual lograremos que lo que pierdas sea grasa y no músculo.

La continuación del programa

Con el fin de consolidar tu pérdida de peso dispondrás de un continuado asesoramiento mediante visitas periódicas a médico, nutricionista y psicólogo.

El ejercicio físico es fundamental, y te programaremos un sencillo conjunto y tablas de ejercicios para seguir tonificando tu cuerpo manteniendo el musculo, eliminar líquidos que puedas asimilar, y prevenir los acumulós de grasa.


Siguenos en facebook Canal Youtube
Profesionales miembros de:    SECPRE     AEDN     SEME
Click aquí